Conoce los diferentes tipos de vulva

En muchos sitios seguramente viste hablar de los diferentes tipos de vaginas, pero este concepto está herrado. No existen diferentes tipos de vaginas, lo que si existen son los diferentes tipos de vulvas, las cuales son la parte externa en la que se encuentra el clítoris. Es importante tener en cuenta que al referirnos a vagina nos estamos refiriendo al conducto interno, por lo cual lo correcto es referirse a los diferentes tipos de vulva.

Sin embargo, puede parecer absurdo hablar de los diferentes tipos de vulva porque no existen dos iguales, todas son diferentes. Existe una gran variedad desde lisas, arrugadas, de diferentes tamaños, gruesas o delgadas, o incluso con un espectro enorme de colores. Sin embargo, existe un gran desconocimientos obre el tema, y por este motivo el día de hoy vamos a hablar de los diferentes tipos.

No se debe hablar de tipos de vaginas

Es importante quitarse de la cabeza lo que puedes ver en los vídeos porno, o en cualquier producción de Hollywood. Todos los cuerpos son diferentes y así también lo son los genitales, por lo cual debes tener en consideración que existe una gran diversidad. Es más, en la obra de “La Gran Muralla de la vulva”, se pueden apreciar hasta 400 vulvas completamente diferentes.

Además, debes tener en cuenta que, como seres sexados, el sexo te acompañará por toda la vida, y los genitales irán envejeciendo igual que el resto del cuerpo. Además, nuestro cuerpo va cambiando, y para que te olvides de decir que tienes una vulva fea, aquí conoceremos los tipos más comunes para que vas si te identificas con alguno de ellos.

Diferentes tipos de vulva famosos

Existen diferentes formas de vulvas y estos se pueden determinar dependiendo de los tipos de labios genitales. Dentro de las más comunes se encuentran:

Llama olímpica

Esta es una vulva en la cual el prepucio es grande y cubrirá por completo el clítoris, y en estas se debe retraer para conseguir la estimulación del clítoris. En este tipo de vulvas la estimulación puede ser un poco más complicada por lo cual se utilizan diferentes estimuladores. Si buscas un juguete especial no dudes en dar un vistazo a nuestra selección de cajas eróticas para que tengas unos buenos resultados.

Bata de cola o flamenca

En este tipo de vulvas los labios menores son largos, y tienen pliegues ondulados sobresaliendo de los mayores. Incluso estos pueden caer al estilo de una bata de cola, y es una vulva bastante interesante que puedes tener.

Vulva vergonzosa

Son las vulvas que tienen los labios menores más estrechos, lo cual es da una apariencia de estar bien cerraditas. Estas siempre parecen estar bien escondiditas, pero no por esto dejarán de sentir placer, puesto que cuando sea omento de entrar en acción pueden dar todo de si sin ningún tipo de inconveniente.

Mariposa

La vulva mariposa es aquella que tiene los labios menores abiertos y grandes. Estos sobrepasan fácilmente a los labios mayores simulando las alas de una mariposa. Este tipo de vulvas estarán siempre listas para volar, y puedes disfrutar de un gran placer en especial en posturas como el OM o la Andromaca.

Tulipán

Esta puede ser una de las más comunes, pero esto no quiere decir que sea mejor o peor que los otros tipos que hemos nombrado. Estas recuerdan al capullo de una flor justo antes de florecer, y es de las más primaverales. En estas los labios menores están ligeramente expuestos en toda la longitud de los labios mayores.

Cisne

Estas no son en absoluto avergonzadas, puesto que en ellas el glande del clítoris es grande y queda mucho más descubierto que en otros tipos de vulvas. En estas vulvas la estimulación del clítoris suele ser mucho más sencilla, en especial porque se puede ubicar de una forma más fácil.

¿Se puede tener el mismo nivel de placer con todas las vulvas?

Es importante tener en cuenta que, no importa el tipo de vulva que tengas, puesto que puede que tengas alguna de las que hemos nombrado u otra diferente. Recuerda que, existen cientos de tipos diferentes de vulvas, y por este motivo, no debes avergonzarte en absoluto de la tuya.

En todo caso, esto no dificultará en absoluto sentir placer, puesto que la estimulación no dependerá tanto del tipo de vulva que tengas. Esto dependerá más de otros factores, y de los juguetes que vas a utilizar, puesto que dependerá mucho de tus gustos y de lo que quieras alcanzar.

Recuerda que, no existe ninguna vagina fea y que todos tenemos diferencias en nuestra anatomía, así que antes de sentirte mal con tu vulva, considérala única. Simplemente busque las posiciones que vayan mejor con tu tipo de vagina y comienza a disfrutar de tus relaciones sexuales para que puedas conseguir los orgasmos que deseas dejando de lado tus prejuicios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *