Las mejores posturas en la cama para hacer el amor

Es importante dejar de lado esas teorías antiguas que sugerían que existían varios tipos de orgasmos, y que las mujeres podrían sentirlo de acuerdo a su edad o a ciertos factores de los que preferimos no hablar. Lo cierto es que, en el orgasmo la estimulación del clítoris juega un papel fundamental, para que se pueda alcanzar el éxito.

En el post del día de hoy vamos a hablar de las mejores posturas en la cama, para que puedas llevar el placer a otro nivel. De esta forma conseguirás tener más placer, en especial porque son las mejores posturas que tiene el Kamasutra para ofrecerte. Así que, quédate leyendo y te aseguro que no te vas a arrepentir con estas posturas que debes experimentar.

¿Cuáles son las mejores posturas sexuales para el coito?

En el Kamasutra te encontrarás con cientos de posturas diferentes para practicar sexo. Sin embargo, he seleccionado las mejores posturas en el sexo, para que puedas pasar un rato simplemente único con tu pareja:

#1 De frente

Esta posición es fantástica, en primer lugar, porque permite la estimulación del clítoris de una forma bastante efectiva, y por otra porque se crea una gran conexión entre la pareja. Lo que debes hacer es colocarte sobre tu pareja en el extremo de la cama, o en cualquier otra superficie resistente y donde estén cómodos.

Tu pareja debe estar sentada y tu sobre ella mientras que te penetra, y si quieres intensificar tu placer podrías utilizar un anillo vibrador. De esta forma, podrás tener una experiencia llena de placer y en la que tendrás una gran conexión con tu pareja.

#2 La ostra

Esta es una postura parecida a la del misionero, pero con un toque mayor de creatividad. En esta posición debes colocarte debajo de tu pareja, siempre sobre una superficie plana y debes abrir las piernas para que tu pareja te penetre.

Con esta posición se puede disfrutar de una penetración profunda, así como de la estimulación completa de tu vulva. Para que puedas sentir más placer tu pareja debe recaer sobre ti lo máximo posible, para que puedas sentir el placer de la penetración profunda.

#3 El misionero

Seguramente que esta la conoces, en especial porque es una de las más clásicas que se practican en todas las relaciones sexuales. Sin embargo, esto no le quita méritos, en especial porque podrás disfrutar de un encuentro bastante íntimo con tu pareja sin que tengas que hacer demasiadas acrobacias.

En esta posición no se deben tener meneos, mete-saca, ni nada de estas cosas, puesto que es una posición para conectar con tu pareja. Además, esta posición permite una penetración bastante profunda, y se puede ir sintiendo placer únicamente con que tu pareja se mueva con suavidad. Esta postura es perfecta tanto si te gusta la estimulación vaginal como la penetración anal.

#4 El perrito

Esta es una postura fantástica que le gusta a millones de personas, y no es para menos, puesto que se puede experimentar un placer intenso en especial si eres amante de la penetración profunda. En todo caso, esta posición se puede acompañar por algún juguetito de nuestras cajas eróticas, para que puedas estimular adicionalmente el clítoris.

De esta forma, podrás tener una gran experiencia, y de esta forma, podrás tener el máximo placer posible. Asegúrate de que, si usas un vibrador, lo coloques contra el clítoris mientras que se produce la penetración, y así tendrás una sensación simplemente única de placer.

#5 El om

Esta es una posición muy parecida a la primera que vimos en este post, y permite una gran conexión con tu pareja. Sin embargo, en esta debes estar en una superficie plana y debes rodear con tus piernas el cuerpo de tu pareja, pegándote mucho a ella.

Esta posición es perfecta para estimular el clítoris mediante los movimientos de sube-baja, los cuales se deben llevar a cabo con suavidad. Asegúrate de pegar bien la pelvis al cuerpo de tu pareja, para que así puedas sentir la mayor estimulación del clítoris y que se desborde el placer.

#6 Andrómaca

Esta sin duda es una de las posturas que más te gustará, en especial porque es una postura milenaria que sin duda podrás disfrutar. Debes dejar que tu pareja se tumbe y tu debes colocarte encima, para llevar a cabo movimientos de sube-baja, o simplemente para colocar tu cuerpo sobre el de tu pareja.

Es una postura en la cual se puede disfrutar mucho de la penetración mientras que rozas el clítoris con su pubis, y si quieres más placer puedes combinarla con movimientos circulares. En esta posición se puede disfrutar de un placer mucho más intenso si tu pareja comienza a besar o acariciar tus pezones con sus labios.

Posturas BDSM que debes probar

Si lo tuyo es el sexo BDSM, debes tener en cuenta que puedes encontrar algunas posturas del coito bastante interesantes que puedes probar. Aquí te he reunido las más sencillas para principiantes para que puedas comenzar de a puedas comenzar a experimentar con tu pareja:

#1 Sometida de espaldas

Esta es una posición parecida a la del perrito, pero la mujer se encuentra sin estar recargada sobre superficie alguna. Es una posición en la que se debe mantener el equilibrio y en la que el hombre debe utilizar su fuerza para mantenerla a salvo. En esta posición el hombre debe rodear con sus brazos la cintura, y jalarla hacia atrás al mismo tiempo que la embiste.

#2 Sentado y sometido

En el BDSM siempre será bueno cambiar de roles, y por este motivo, esta postura en la que ella tiene el control será siempre una gran posición para sentir un gran placer. En esta postura debes inmovilizar a tu pareja en una silla, y ponerte encima para jugar, haciendo que se tenga un gran placer y que puedas disfrutar de una gran experiencia.

#3 Piernas bloqueadas

En esta posición se consigue el placer absoluto para ambos, además de ser una posición muy sexy porque ella se colocará con las piernas abiertas de par en par en la orilla de un sofá. Cada una de las piernas se atarán a los extremos del sofá para que no se puedan cerrar, y es perfeta para practicar el sexo oral. Esta posición consigue una gran estimulación, y una gran excitación, por lo cual es perfecta si quieres desbordar el placer.

#4 Hincado y encogida

En esta postura ella tendrá que estar atada de los pies y las manos en posición fetal. Debes estar recostada en el piso, mientras que tu pareja se hincará y jalará los pies para ponerte en la posición que le permita penetrarte. Esta posición es fantástica, en especial porque no podrás abrir las piernas, lo que hará que puedas sentir una penetración aprisionada, la cual los llenará a ambos de un gran placer.

Como puedes ver, existen muchas posturas en la cama que puedes practicar con tu pareja para que ambos puedan sentir el mayor placer posible. Siempre asegúrate de que todo lo que hagan sea consensuado, porque así podrán disfrutar mucho más. Existen muchas más posiciones sexuales, pero estas que te he recomendado sin duda te darán un gran placer y disfrutarás de una experiencia realmente única con tu pareja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *