Todo lo que necesitas saber sobre el sexo BDSM

Seguramente has escuchado hablar del sexo BDSM y te ha despertado la curiosidad por saber de qué se trata. Por este motivo, el día de hoy vamos a hablar del sexo BDSM para principiantes, y nada tiene que ver con 50 sombras de Grey, porque no incluye ningún tipo de abusos o agresiones.

Este tipo de sexo nunca debe pasar a la agresión, y debe ser una experiencia sana, segura y consensuada, para que ambos puedan disfrutar de una buena experiencia. Así que, si quieres conocer más sobre cómo hacer Bondage, entonces te invito a que sigas leyendo atentamente este post.

¿Qué es BDSM?

Al hablar de las siglas BDSM estamos hablando de unas siglas que significan: Bondage, Dominación, Sumisión y Masoquismo o Sado Masoquismo. Puede que en alguna ocasión ya hayas practicado algo de este tipo de sexo, pero no sabías que lo estabas haciendo.

Sin embargo, este tipo de sexo va más allá de simplemente atarse a la cama o algún cachete, puesto que este implica muchas más cosas de las que te puedes imaginar. Así que antes de que puedas entrar de lleno a estas prácticas debes tener en cuenta algunos puntos básicos. De esta forma, podrás tener una aventura de sexo seguro y que aportará una chispa de creatividad a tu vida sexual.

¿Cómo iniciarse en el sexo BDSM?

Es importante tener en cuenta algunos factores básicos que te permitirán disfrutar mucho más de esta experiencia sexual junto a tu pareja. Dentro de los principales a tener en cuenta estarán:

Comunicación

Es lo principal que deben tener ambas personas para que se puedan tener unos buenos resultados. En primer lugar, es importante sembrar unas buenas bases para que se puedan conseguir unos buenos resultados y de esta forma evitar cualquier tipo de inconveniente.

La clave para iniciar en este tipo de sexo es que debes hacerlo de una forma consensuada y en la que ambos se sientan cómodos. También se puede introducir la juguetería erótica para tener una experiencia más placentera, y esto ayudará mucho, así que échale un vistazo a nuestras cajas eróticas para que consigas lo que necesitas.

Establecer los roles

Ya decidiste lanzarte en la aventura de iniciar en el sexo BDSM, pero en este punto es importante que se definan muy bien los roles de cada uno. Pueden ser dominante o sumiso, y si aún no tienes claro cuál rol te gustará más puedes analizar tus fantasías y en qué posición te imaginas con más frecuencia.

No necesariamente se debe establecer un rol completamente definido e inflexible, puesto que algunas personas se sienten cómodas en ambos casos. Así que, estos roles pueden ir intercambiándose para disfrutar de una experiencia mucho más cercana con tu pareja.

Establecer un contrato

Cuando vayas a comenzar con este tipo de relación, lo más importante es establecer los límites, las fantasías y acordar primero cómo se va a llevar a cabo la actividad sexual. Es vital que se tenga una palabra de seguridad para que se pueda parar en el momento que alguno de los dos no se sienta cómodo y de esta forma se podrá establecer un alto de inmediato.

Cuando vas a establecer un contrato debes fijarte en estos puntos para que pueda ser lo más completo posible para ambas partes:

  • El contrato debe ser completamente específico. Además, antes de empezar con la aventura, se debe tener en cuenta que este debe ser muy respetuoso con los gustos de ambos, y así conseguirán una mejor experiencia.
  • No se deben hacer cosas únicamente para complacer los deseos de la pareja, siempre debe ser algo consensuado para evitar inconvenientes.
  • El pacto debe respetarse hasta el final, no se debe hacer ningún tipo de improvisación sin comunicarla previamente a la pareja porque esto puede resultar muy negativo.

Las mejores prácticas para comenzar en el mundo de BDSM

Puedes tener muchos tipos de prácticas diferentes entre las cuales elegir, y por este motivo, debes tener en cuenta algunos consejos para lograr tener el mayor de los placeres. Las principales que puedes tener en cuenta serán:

¿Cómo hacer Bondage?

El Bondage consiste en el placer de atar a tu pareja para verla vulnerable y completamente sumisa, pero esta no tiene ningún tipo de peligro ni dolor. Esta es la mejor práctica para iniciarse en este mundo, y que permitirá comenzar con este tipo de prácticas que te permitirán tener unos grandes resultados.

Lo mejor para iniciarse en el Bondage es optar por seguir los siguientes consejos básicos para hacerlo de una forma óptima:

  • Debes practicarlo con alguien que conoces
  • Elige tu rol, porque puedes ser la persona atada o a la que vayan a atar
  • Se debe pactar antes lo que se quiere hacer y lo que no
  • Siempre se debe comenzar con unos nudos sencillos para que no resulte agobiante
  • Puedes probar nuevas posturas para que puedas disfrutar más de este tipo de sexo
  • Será vital que el bondage se haga de forma completamente segura, sensata y consensuada para evitar problemas.

Spanking

Cuando ya se han establecido los roles de cada uno, esta será una práctica que no deben dejar de lado, en especial porque podrán disfrutarla mucho. En todo caso, se trata de dar azotes en las nalgas, pero debes tener en cuenta que se debe tener control porque existe una línea muy delgada entre el placer y el dolor.

Se debe tener en cuenta que se pueden cometer algunos errores y provocar un dolor no deseado, por lo cual lo mejor es ir haciendo pausas cortas entre cada azote para que se pueda descansar. Se recomienda acariciar la zona para evitar cualquier tipo de dolor y que la experiencia sea más placentera.

El uso de frases eróticas como te has portado mal o te voy a castigar pueden hacer que la experiencia sea mucho más excitante y estimulante. Puede que la quieras practicar con la mano, pero sin duda lo mejor es usar una fusta de bondage, en especial cuando hablamos de principiantes.

Los mitos que se tienen sobre el BDSM

Es importante saber que no importa si vas a practicar bondage para principiantes o si vas a pasar a prácticas más avanzadas. Existen muchos mitos sobre el sexo BDSM en los que no debes caer para que puedas disfrutar de esta práctica con tu pareja. Las principales creencias erróneas con las que te encontrarás serán:

Es una práctica de gente perversa

Esto no es así, nada tiene que ver con lo que ocurre en la realidad, puesto que no es una práctica que incluya perversión sexual, humillación o dolor. Las personas que practican este tipo de sexo no tienen ningún trauma y menos una enfermedad mental, simplemente es una práctica que les produce un gran placer.

Es abusiva

Esta práctica si se realiza bien no tiene porque qué caer en el abuso, en especial si estamos hablando de que antes de iniciar se establece n contrato. De esta forma, no habrá nunca nada que el otro no quiera.

Cada persona es diferente y tiene diferentes tolerancias al dolor, lo que hace que los roles jueguen un papel fundamental para conseguir unos buenos resultados. Además, al establecer una palabra clave para parar, hace que sea una práctica muy, en especial si lo haces con una persona en la que confías.

Se extrapola a otras facetas de la vida

Todas las prácticas que se llevan a cabo en el sexo BDSM, se llevan a cabo únicamente en el tiempo fijado por ambos participantes conocido como sesión. No se deben conservar los roles de sumisión o dominación en otras facetas, a menos que se haya establecido así como parte del juego.

En todo caso, si te animas a comenzar a practicar este tipo de sexo, simplemente ten en cuenta los consejos que te he dado en este post, y comienza a disfrutar de una nueva experiencia sexual completamente renovadora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *